El Gran Maestro de Julio

Julio Bolbochan fue un Gran Maestro del ajedrez. Nacido en Buenos Aires el 10 de marzo de 1920, aprendió a jugar al ajedrez a los 5 años, siendo primero un oyente y luego un participante activo de las reuniones de ajedrecistas que se celebraban en su casa, donde su hermano mayor, Jacobo (también un destacado ajedrecista), era el anfitrión.
Al poco tiempo “Julito” tuvo vuelo propio y en la década del 40 logró el Campeonato argentino (1946 y 1948). Era el tiempo en el que la corriente interna del ajedrez argentino, que había madurado en las décadas anteriores merced a la actividad de Roberto Grau, Damián Reca, entre otros,  se unió a los maestros europeos que se habían venido en 1939 al país a participar de la Copa de Las Naciones y se quedaron tras el estallido de la II Guerra Mundial. Fue entonces cuando Argentina ocupó un lugar preponderante en el concierto mundial, logrando en la década siguiente tres veces el subcampeonato mundial (1950 en Dubrovnik, 1952 en Helsinski y 1954 en Amsterdam). El rol de  Bolbochán en esos equipos fue determinante:  no perdió ninguna partida en esos tres eventos y sólo después de 50 partidas perdió el invicto logrando la medalla de oro en Dubrovnik y la de plata en Amsterdam jugando en el segundo tablero, desplegando un juego caracterizado por la solidez, puesta a prueba no sólo a nivel local sino en el más alto nivel : era usual que permaneciera imbatido aunque enfrente tuviera a los mejores del mundo. Leer la nota completa »

El hombre detrás de la calle

Seguro que pocos sabemos quién se oculta detrás del hombre que le da nombre a la calle en donde se encuentra la sede de Banfield, al lugar donde a realizar diversas actividades, ese lugar de encuentro.

 

Valentín Vergara llegó a este mundo en el año 1879, en la localidad de Diamante, provincia  de Entre Ríos donde vivió su niñez. Una vez finalizados sus estudios secundarios se instalo en Buenos Aires para obtener su título de Abogado y luego el de Doctor en Jurisprudencia en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Buenos Aires en 1904. Fue militante de UCR desde su juventud, ya comenzaba a adquirir notoriedad su personalidad política.

 

Se convirtió en una de las figuras radicales populares de la zona de Bahía Blanca, lugar al cual se traslado finalizado sus estudios superiores junto a su hermano José María (abogado de profesión). Ambos habían sido contratados por ferrocarril del Sud.

Leer la nota completa »

El mejor hombre común de Banfield

—¿Nombre y apellido?

—¿A mí me dice? Osvaldo Ardizzone, con doble z porque tengo ascendencia gringa, mi abuelo vino de…

—Remítase a las preguntas, ¿estado civil?

—Casado, sí, me casé hace una punta de años, en aquellos tiempos en que la novia vivía al lado de la casa de uno…

—Señor, ya le dije que se atenga a las preguntas. ¿Cédula de identidad?

—1750784.

—¿Domicilio?

—Berutti 591, Banfield, Provincia de Buenos Aires.
Apagaba su cigarrillo largo rubio y con esas palabras empezaba Osvaldo Ardizzone su recital de poesía. Este texto cargado por su voz cavernosa que dialogaba con el silencio representaba el encuentro de un hombre común con un funcionario y antecedía al poema que lo sucedía. Nada más y nada menos que su emblemático poema “Qué carajo”. Ese grito a la frialdad ciudadana, esa confesión de barrio, ese reclamo de reconocimiento, de identidad. “Que uno no es Juan Pérez solamente. Ni Diógenes Rodríguez por ejemplo, ni la seña al pie de un documento, en un prontuario o un legajo. ¡Qué carajo!”. Ese como todos los poemas de Osvaldo tanto como sus crónicas denunciaban nunca desde un lenguaje directo, pero siempre simple, a veces valiéndose del manejo tanguero de la melancolía y con una ironía con la que se permitía burlarse de los almuerzos de Mirtha Legrand o de los colegios ingleses de Banfield con los que no se sabe a ciencia cierta si llegó a problemas legales. Leer la nota completa »

Turner, el Intendente

“Pedro Pablo Turner” es el nombre que lleva la estación de trenes de Villa La Madrid, en Lomas de Zamora. Muchas personas, en su mayoría, desconocen la historia de este hombre que en los tiempos más difíciles de la Argentina supo ser intendente.

Nacido en Chaco, y posteriormente criado en  lo localidad lomense de Ingeniero Budge, donde durante su adolescencia emprendió sus primeros pasos en la militancia a través de la agrupación “Eva Perón”, uno de los más importantes del  movimiento peronista.

Pablo era empleado del sector gráfico y miembro de la CGT de los Argentinos, con una personalidad fuerte y sobresaliente, pasó a ser uno de los militantes más relevantes de su agrupación. Tanto así que en las elecciones de 1973, el Frente Justicialista de Liberación (Frejuli), que aglutinaba a todos los sectores del Leer la nota completa »

Simplemente “El Tala”

José Pablo Ventura nació el 5 de junio de 1950 en Banfield, su querida ciudad. Estudió en el ENAM y la secundario en el Colegio Nacional de Buenos Aires, donde egresó en 1967 para ingresar en la Facultad de Derecho de la UBA.

Desde muy temprana edad empezó a sentir una gran pasión por su querido club, “El Taladro”, sin imaginar que más adelante él mismo sería reconocido por ese mismo apodo de su amado Banfield, aunque un poco más corto, ya que se lo conocía como “el Tala”, por su conocida afición hacia el club.

José Pablo provenía de una familia de clase media con orientación cristiana, y esto hizo que durante su adolescencia se vinculara con el Movimiento de Sacerdotes para el tercer Mundo, y así también con el staff dela revista Cristianismoy Revolución, medio de expresión de aquel tiempo.

En 1973, el Tala fundala Juventud Universitaria Peronista (JUP), la que era una vertiente universitaria dela Juventud Peronista. El acto de inauguración se realizó el 23 de abril y en él participaron Rolando García, Rodolfo Ortega Peña, Arturo Jauretche, entre  otros. Cuando le tocó hacer uso del micrófono, señaló que la JUP “surge fundamentalmente para instalar las luchas del estudiantado en el proceso de liberación nacional que lleva adelante nuestro pueblo, expresado políticamente por el Movimiento Peronista”. Leer la nota completa »

Sobre héroes y Banfield

Soñaba ser contador, hasta había realizado el examen de ingreso a la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, pero no se enteraría de los resultados sino hasta estar cumpliendo el servicio militar en San Miguel del Monte. “Fue uno de los pocos que ingresaron, y lo hizo en los primeros lugares. Se puso feliz al enterarse de la noticia, gritó de felicidad”, cuenta Dalal, su madre. Y agregó “Era un chico piola, ejemplar, siempre pensaba en los demás”.

Él era Marcelo Daniel Massad, un chico que quedará presente en la memoria de los argentinos, pero en especial de los banfileños, ya que era fanático del club y del barrio. Nació el 31 de diciembre de 1962 enla Clínica Maternalde Lomas de Zamora. Era el mayor de sus hermanas Yamilé y Kamila.

Hizo la primaria en el Lincoln Collage, donde en séptimo grado le otorgaron una medalla distintiva al mejor compañero. Continuó la secundaria en el Colegio San Andrés. Era muy querido por sus amigos, con quienes se juntaba en su casa a estudiar o para “salir a boliches”. Le gustaba mucho el rock, pero no obstante escuchaba todo tipo de música. Leer la nota completa »

Canillita de Banfield

Florencio Sánchez fue un gran escritor, periodista y dramaturgo uruguayo que supo ser uno de los fundadores del teatro rioplatense.

Nació en Montevideo el  17 de enero de 1875 pero de chico paso a vivir junto con su familia a la ciudad de Minas, donde realizó sus estudios y donde fue dando sus primeros pasos como periodista, publicando obras para el periódico local.

En 1892 emprendió  su viaje a la Argentina, viviendo por un breve tiempo en Rosario y luego, ni más ni menos que en nuestro querido Banfield, radicándose definitivamente, junto con Catalina Raventos, su señora esposa. Leer la nota completa »

Pepe de Banfield

¿Quién no ha escuchado alguna vez las frases “Qué suerte tengo para las desgracias”, “Lechuga para el canario”, “Ay, qué barbaridad, lo tenía acá, ahora lo tengo allá”, o “¡Uyuy, cómo pega la gorda!”?.  Frases cuyo autor, no es más ni menos que José Biondi, popularmente conocido como “Pepe”, un vecino ilustre de Banfield.

Nació el 4 de septiembre de 1909, en el barrio de Barracas. Fue tercero de 8 hermanos, de padres inmigrantes napolitanos, José Biondi y Ángela Cavalieri. Luego de un tiempo pasaron a vivir a Banfield, allí conoció el dolor de la pobreza, y fue también allí donde nació su gran futuro como artista.

Por los albores del año 1916, había llegado al barrio el conocido Circo Anselmi, y se había establecido en un baldío a unos pocos metros de su casa. Un día de esos, Pepe se encontraba en la puerta de su casa realizando morisquetas y acrobacias, y fue observado por uno de los integrantes del circo, Juan Bonamorte, más conocido como Chocolate. Inmediatamente habló con los padres de Pepe para integrarlo al espectáculo del circo, sus padres lo aceptaron dadas sus condiciones económicas, sin saber lo que le esperaba en un futuro. Leer la nota completa »

La Artista de Gulubú

24431-maria_elena_walshDicen que no hay mejor premio para un compositor, del que una de sus obras pase a convertirse en una de esas canciones anónimas que todos cantamos y conocemos, pero sin saber ni quien ni cuando la creo. Si tomamos esto como cierto, encontraríamos que María Elena Walsh ha sido una artista muy bien recompensada. Porque muchos podemos saber quien fue ella o aunque más no sea, haberla sentido nombrar. Pero es absolutamente imposible para alguien que habiendo sido niño en La Argentina –y que yo sepa, todos lo hemos sido- no conozca que en el Reino del Revés nadie baila con los pies, o bien que Manuelita se marchó a París.

Si estás leyendo este artículo, significa también que has sido contemporáneo de la señora Walsh, lo cual facilita que sepamos quien fue esta mujer. De hecho a todos se nos hizo más triste el pasado 10 de enero cuando nos enteramos que con sus ochenta años, ella se marchó de este mundo. Pero mientras los niños que ya peinamos canas la recordamos con cariño, en estos mismos momentos, en todos los jardines de infantes de nuestro país (y del mundo) hay infinidad de chicos que apenas acaban de conocerla. Pero no como a María Elena, sino como a una canción. Canción inmortal que probablemente jamás sepan quien la escribió, pero que los acompañará por el resto de sus vidas. Entonces ¡vaya recompensa para María Elena! Leer la nota completa »

El Peregrino de nuestros senderos

atahualpa20yupanqui

¿Qué tienen en común Mercedes Sosa, Divididos, Marie Laforêt, Jorge Cafrune, Los Chalchaleros, Horacio Guarany, Víctor Jara, Alfredo Zitarrosa, Andrés Calamaro, José Larralde, Mikel Laboa, Jairo y Ángel Parra entre tantísimos otros? Que todos cantaron e interpretaron canciones de Héctor Roberto Chavero Aramburo. O como mejor lo conocemos por su pseudónimo, don Atahualpa Yupanqui. Leer la nota completa »

« Entradas Antiguas