Cultura banfileña

Si hay algo de lo que nos sentimos orgullosos los banfileños, es pertenecer a este lugar, nos sentimos orgullosos de nuestra identidad: eso que nos hace distintos a  los demás, somos adoradores de nuestros empedrados, de nuestras callecitas, de la luna que se refleja en sus adoquines después de la lluvia, de las historias que se cuentan por ahí, de los artistas que vivieron (y viven) por acá y de los colores que nos representan. El amor por esta identidad, se vuelve concreto en nuestro escudo, en nuestros colores. La pasión por Banfield, encierra todo esto y más. 
 
Hoy justamente, es el Club que le abre las puertas a esa identidad banfileña, el que le da la mano y la invita a pasar. Banfield creó la Subcomisión de Cultura, un nuevo espacio para aquellos socios e hinchas que quieran acercarse a la institución desde un costado artístico.

Lo que se fue con el Flaco

Sucedió lo inevitable. En realidad, sucedieron dos inevitables concatenados: el Flaco Luis Alberto Spinetta se fue, murió, y también se fue el rock. El problema es que ambas muertes eran previsibles. Los seres vivos se mueren, por lo tanto el Flaco moriría algún día. El rock (todo entero o buena parte, según los criterios de cada cuál) se iba a morir con él, no quedaba otra. Acá nos enfrentamos a un problema que quizás sea generacional y plenamente subjetivo -aunque es probable que no lo sea- y tiene que ver con que la perspectiva de la historia del rock lo pone al Flaco en un plano superior y más allá de las nuevas olas: él siempre fue “parte del mar”, desde que se sentó a componer los temas del primer disco de Almendra, con solo 17 años. ¿Y el problema? En breve, llegamos. Leer la nota completa »

La banda de Banfield

El 2011 que se está yendo fue un año, podríamos decir, muy garrafeano. Y es que nuestro D10S fue múltiplemente homenajeado, no sólo con canciones en el Lencho, sino con la doble inauguración de su estatua, primero en el Galpón d Banfield [ver nota] y luego con su instalación definitiva en la Sede [ver nota]. Y también con la finalización del rodaje de “El Garrafa: Una película de Fulbo”, el documental que tratará sobre José Luis Sánchez, y que es dirigida por Sergio Mercurio.

Entre tanto justo homenaje al Garrafa de la gente, siempre se cuela El Ángel de Banfield, canción de Charly Uranga, líder de Yeti Rock, la banda de rock de Banfield, que se completa con Esteban Bellucci en voz y primera guitarra, Facu Cersosimo en bajo, Maxi Javier Acosta en batería, y Agustín Di Stefano en coros y armónica. Leer la nota completa »

Lennon vive, en Paraguay

“John no se murió” aseguran las abuelas de mi barrio. Y no son pocos los que se arriesgan a decir que viviría de incógnito en nuestro país, más precisamente en El Bolsón, junto a Elvis y Jimi en una casita baja a orillas del Quemquemtreu.

Pero mas allá de estas versiones dignas de una investigación de José De Zer, no nos podemos poner colorados si afirmamos que John está vivo en el rock latinoamericano. La impronta lennonista en el rock sudaca es clara, no solo en su herencia compositiva y estilística, sino también en la variedad de covers que nuestras bandas hicieron de su obra. Leer la nota completa »

¡Aguante la Pachamama!

Hoy en MOEV decidimos volar sin escalas hacia el norte, para visitar imaginariamente a los pueblos de Bolivia y Perú, y de esta manera conocer la hermosa música andina.

Es la música que resulta de las culturas quechuas y aymara, es un género musical que utiliza cuatro instrumentos básicos: la zampoña, el charango, la quena y el bombo. La cultura quechua, matriz del imperio incaico, nació en la sierra peruana central y aun no se sabe mucho del origen, y menos aún se logra entender cómo pudo organizar en menos de mil años el llamado milagro del Incanato. El Imperio del Tihuantinsuyo, así se llamaba realmente, ya que Incas eran quienes ejercían el poder máximo, se extendía desde Colombia hasta Chile y Argentina, y su capital fue el Cuzco. Leer la nota completa »

El chico de los subtes


De vez en cuando la vida nos besa en la boca y a colores se despliega como un atlas, nos pasea por las calles en volandas canta un catalán que conocemos. Y es que la vida se despliega allí, en la calle, y choca con la realidad de los medios tal como decía Aníbal Ford. Y es en la calle donde nos encontramos a artistas únicos, e irrepetibles como Julián San Miguel.

Julián nació hace 34 años en Concordia, Entre Ríos, pero hace varios años había venido a Buenos Aires a probar suerte como músico, siendo el violín su instrumento predilecto, y fue Monte Grande su lugar elegido para vivir. Leer la nota completa »

Que arriba mi cancha se vistió de fiesta

Podía ser una gran noche, y así lo fue. Joan Manuel Serrat desplegó su magia (musical) en el Lencho Sola. El catalán, célebre hincha del Barcelona, tocó en la cancha de Banfield en el marco de los festejos por el 150 aniversario del Partido de Lomas de Zamora, y fue el segundo recital de este tipo, luego del que brindara en abril de este mismo año Joaquín Sabina.

En una magnifica noche primaveral, y ante más de 32 mil personas, Serrat subió al escenario montado de espaldas ala tribuna Valentín Suárezpoco después de las nueve de la noche, y de que el Intendente Martín Insaurralde diera un breve pero muy emotivo discurso de bienvenida al público. Leer la nota completa »

Viaje al centro de la tierra III

¿Calentaste la pava para el mate? Dale, apurate, porque nos vamos para El Buenos Aires. ¿Todavía no? Está bien, dale, andá haciéndolo. Mientras tanto nos hacemos un tiempo y recorremos otra región folklórica. Así es, antes de irnos para la Pampa Húmeda, nos vamos para la región Cuyana, para tomarnos un exquisito vino y escuchar sus Tonadas. Esta es la expresión popular más importante de la región, aunque no posee una danza que le haga una coreografía como si sucedía con las Chacareras o los Gatos por ejemplo. Usualmente escritas en tonalidades mayores con algunas modulaciones a los tonos menores, siempre se han prestado a la libre interpretación de los músicos. Al final de las Tonadas hay una sección denominada Congollo, en donde el cantor dedica el canto a alguien del público, al modificar la rima de la letra y hacerla coincidir con el nombre de la persona elegida. La tradición indica que esa persona debe responder con un vaso de vino para el músico en forma agradecimiento. Los cuyanos poseen también sus propias danzas, como por ejemplo una variante de la Cueca Norteña, denominada obviamente Cueca Cuyana, o el ya citado Gato Cuyano, tradicionalmente instrumental aunque con el tiempo fue sumándole una voz. Leer la nota completa »

Pozo de la memoria y el arte

Con motivo de un nuevo aniversario de la Noche de los lápices (16 de septiembre) el día sábado 1º de octubre se llevó a cabo la 3ª Muestra Plástica Pozo de Banfield, en la puerta del ex centro clandestino de detención que lleva ese nombre. El evento es organizado por una serie de artistas y docentes de plástica del municipio, entre los que se encuentra el banfileño Jorge Gionco. La muestra, que se dio en el marco de un día soleado, comenzó a las 14 horas y se extendió hasta pasadas las 21. Leer la nota completa »

“Lo único que hay es alegría”

“¡Venite el sábado a las 5 para la plaza!”. Así comenzó el dialogo con  “Los Seguidores de la Hormiga” cuando los llamé para concretar una entrevista. Y es que Los Seguidores tienen esa impronta de puertas abiertas, bien de la murga, bien de Banfield.

Y a la plaza fui, allí me esperaban Maxi Allegri, quien es un tácito líder del grupo y piloto del bombo principal, y Fabri Ñeco, amigo del grupo, quien como invitado a veces comanda el famoso muñeco murguero de Banfield –ver foto-. Ellos fueron parte de la recordada “Taladrando los Talones”, una murga banfileña que se separara en agosto de 2010, y que participara de varias fiestas del club. “Taladrando estuvo buenisimo, pero como las grandes bandas terminamos a las piñas” Dijo Fabri, bromenado y riéndose. Leer la nota completa »

« Entradas Antiguas Entradas Recientes »