La cultura es la sonrisa

Cuando nos preguntamos ¿qué es cultura? siempre viene a nosotros una doble respuesta. Atinamos a sugerir que la cultura es el conocimiento, lo erudito. Pero en realidad el concepto tiene dos acepciones, de las cuales esa es la primera, la cultura “del saber”, y la otra es la más relevante y la principal, la de la cultura en su dimensión social: Todo lo hecho por el hombre es cultura, su lengua, sus costumbres, sus creaciones.

Es por esta concepción amplia del quehacer humano, tan rico en pluralidad y diversidad, que la cultura se convierte en una sonrisa. La sonrisa del hacer, del crear, del descubrir. La que nos ofrece la música, la poesía, o todo el arte en su conjunto. Y es porque la cultura y la educación van de la mano, y hoy se hace imprescindible la educación en medios de comunicación.

Pero no solo de arte vive el hombre y la mujer, sino también del conocimiento que le permite avanzar hacia la mejor sociedad posible. En este sentido, es que muchas personas y organizaciones están trabajando en la actualidad para promover los valores y las ideas que empujen a los más jóvenes hacia el compromiso de trabajar, o al menos, vivir para una sociedad más justa.

Entre tantos ejemplos que podríamos mencionar, está el proyecto “Cronistas Populares” que se dicta en varios colegios públicos del Partido de Lomas de Zamora, y que pertenece a la FOC, Fundación de Organización Comunitaria. Este y otros programas son apoyados por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y la Municipalidad de Lomas de Zamora.

En ella, alumnos de 1° a 6° año de las escuelas secundarias 226, 224, 324, 221 y 372, cuentan con la posibilidad de cursar los talleres de comunicación popular divididos en tres partes: radio, fotografía y video documental. Los talleres son gratuitos y opcionales para alumnos de esos establecimientos.

En Cronistas Populares se busca incentivar la libertad de expresión, promover el derecho a la comunicación y la participación comunitaria y ciudadana de los alumnos, quienes se convierten en cronistas y productores de sus propios programas de radio y videos documentales, todos ellos acerca de las problemáticas que viven de cerca. Y las prácticas finales de estos espacios son realizadas en los estudios de la Facultad de Ciencias Sociales de Lomas.

El objetivo es contar la realidad desde la visión de los chicos, sin preconceptos ni mediaciones de los grandes medios dominantes, quienes hablan con ligereza de “menores”, “pobres” o “pibes” sin acercarse a las causas de cada situación. En estos años que se lleva realizando el programa, ya se han trabajado temas como la discriminación, la violencia de género, el trabajo  infantil y la deserción escolar, entre otras.

De esta manera los chicos aprenden el detrás de cámara, como se tejen las noticias de los grandes medios y los mensajes que, en muchísimos casos, hablan de ellos mismos de una manera muy diferente a la realidad, como en programas de tv que se los suele mostrar agresivos, haraganes y desinteresados, haciendo un recorte completamente sesgado y falto de realidad.

En esta nota vamos a dar testimonio de eso y veremos dos documentales de 2010 realizados por alumnos de la Media 8 de Témperley y la ESB 324 del barrio Santa Marta de Banfield, que trataron temas como le exclusión educativa y la contaminación electromagnética respectivamente. Por otra parte, este año se realizaron varios trabajos nuevos, entre los que se destaca un documental sobre la identidad de Ingeniero Budge realizado por alumnos de 6° año de la Media 24 de esa localidad, que trata temas como el origen del barrio, de su escuela, la rivera del riachuelo y la masacre de Budge de 1986. Mientras esperamos la edición de este trabajo, escuchamos el informativo Budge 24 que sirvió como paso previo a la realización del video.

Al ver el desarrollo y los logros que generan este tipo de proyectos en los chicos, donde en muchos casos eligen seguir carreras afines a la comunicación o el arte, no quedan dudas que son ellos quienes tienen mucho por decir y enseñarnos, porque más allá de sus lógicas dudas e inseguridades, cuentan con un valor genuino y esencial: la honestidad, algo que muchos periodistas olvidaron hace tiempo.

La comunicación es un derecho, y la cultura, también. Ellos ya lo saben.

Budge 24 (Media 24)

La antena de Santa Marta (ESB 324)

La exclusión educativa (Media 8 )

 Mi Otoño es Verde entra en receso hasta marzo de 2012.

Comments are closed.