Algo no está bien en la piel de Elisa


Banfield se ha convertido en un barrio de fuerte actividad cultural. En este marco es que llega a uno de los teatros más reconocidos de la zona, el Ensamble de Banfield, la obra teatral de la premiada dramaturga canadiense Carole Fréchette: La Piel de Elisa. Una pieza de teatro que trata en tono irónico el aterrador tema del paso del tiempo, y de la búsqueda de como detener el crecimiento repentino, veloz e inexplicable de su piel.

La obra, dirigida y coprotagonizada por Ignacio Catoggio que tiene a Lorena Damonte en el rol (o la piel) de Elisa, cuenta una puesta en escena cargada de sutilezas y sensaciones.  Trata sobre Elisa (Damonte) quien es aquejada por un mal que la paraliza: a medida que pasan los días, su piel crece, se quiebra, se pliega; la imagen del tiempo que pasa se encarna en su cuerpo. Pero logra sobrevivir siguiendo al pie de la letra la receta inverosímil que un muchacho, representado por Catoggio, le revela: sólo relatando vívidamente historias de amor propias o ajenas puede salvarse. Lamentablemente, Elisa no tiene muchas: “¿No tendrían, así como al pasar, un recuerdo para prestarme?”, le pregunta al público.

El espectador no podrá ver los pliegues epidérmicos desbordando ala protagonista. No hace falta. La metáfora del paso del tiempo manifestado en esa piel que desdibuja los rasgos de Elisa se percibe más allá de la imagen, como un Dorian Grey moderno, pero sin retrato ni maldad. Sólo la pena del paso del tiempo.

La Piel de Elisa invita a vivenciar el hecho teatral en su forma más primaria, más libre de artificios: Elisa expone su drama y en ella se encarnan historias que la recorren, lo que provoca que los espectadores sean atravesados por ella. La obra estará todos los domingos de agosto desde las 18 horas, en el Banfield Teatro Ensamble, en Larrea 350, Banfield.

Para reservar entradas, los interesados pueden comunicarse al 4392-2011.
Bono contribución: $40 / estudiantes y jubilados $30.

Comments are closed.