El hombre detrás de la calle

Seguro que pocos sabemos quién se oculta detrás del hombre que le da nombre a la calle en donde se encuentra la sede de Banfield, al lugar donde a realizar diversas actividades, ese lugar de encuentro.

 

Valentín Vergara llegó a este mundo en el año 1879, en la localidad de Diamante, provincia  de Entre Ríos donde vivió su niñez. Una vez finalizados sus estudios secundarios se instalo en Buenos Aires para obtener su título de Abogado y luego el de Doctor en Jurisprudencia en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad de Buenos Aires en 1904. Fue militante de UCR desde su juventud, ya comenzaba a adquirir notoriedad su personalidad política.

 

Se convirtió en una de las figuras radicales populares de la zona de Bahía Blanca, lugar al cual se traslado finalizado sus estudios superiores junto a su hermano José María (abogado de profesión). Ambos habían sido contratados por ferrocarril del Sud.

Poco a poco iba comenzando su accionar en la política empezando por el Consejo Deliberante hasta llegar al cargo de Intendente Municipal. Al finalizar su mandato en la intendencia, se dedicó de lleno a la vida partidaria y en el año 1918 llega a ocupar una banca en la Cámara de Diputados de la Nación.

 

Vergara sostenía: “Soy un convencido de que solamente con el engrandecimiento moral y material de las ciudades con vida propia y situadas a gran distancia de la Capital Federal, se conseguiría en el futuro realizar la aspiración nacional de descentralizar esta gran urbe que absorbe toda la República por la falta de aliciente, estímulo y atractivos de que se resienten la mayoría de los centros y ciudades del interior”.

 

Tras trabajar arduamente en su banca, un día se consagro como gobernador de la provincia de Buenos Aires, asumiendo el 1 de mayo de 1926, sin embargo durante su mandato tuvo de fondo varias problemáticas como las divisiones que se generaban dentro del radicalismo y la situación financiera se iba complicando cada vez más.

 

Intentando resolver los problemas financieros del distrito acudió a varias medidas, entre ellas implementando una reducción de gastos, la cual fue de muy poca importancia. Los antipersonalistas utilizaron estas diversas cuestiones que tenia de fondo el gobierno de Vergara, la intervención federal,  la cuestión de los juegos de azar, la situación financiera, para debilitar la futura candidatura de Yrigoyen.

 

Vergara se fue un 22 de septiembre de 1930, lo hizo en la ciudad donde nació, Diamante, debido a la adquisición de una neumonía que contrajo luego de realizar actividades de caza. Sus restos se encuentran en el cementerio de la Chacarita en Buenos Aires.

 

Por Karen Costas

Comments are closed.