Arte de la A a la CETA

006ok2

El universo artístico banfileño es mucho más amplio de lo que se cree. En estos 2 meses de MOEV (en el que orgullosamente superamos las 2000 visitas) hemos presentado en sociedad a músicos, escritores y pintores banfileños. Y hoy, superándonos cada vez mas, nos acercamos a conocer a toda una escuela de Arte dirigida por un hincha del Taladro.

El Centro de Estudios Teatrales y Artísticas, mas reconocido como Estudio CETA, es un espacio ubicado en  Pueyrredon 1680, pleno corazón de Banfield, y conducido entre otros por Patricio Martín.

Patricio es actor, tiene 28 años y actualmente esta trabajando en la preproducción de un film de Gustavo Corrado que abordará la temática de la represión en los 70 y la guerra de Malvinas como asistente de dirección.

home“CETA surge como un espacio para la expresión teatral de un grupo de amigos, que no tenían muchas ideas claras en aquel momento” bromea Patricio al contarnos los orígenes de la escuela. “queríamos tener un lugar propio para hacer nuestro arte, así hicimos Café Concert durante casi 6 años para poder dar cursos durante el día que nos permitiera trabajar y vivir de esto.”

Hay una anécdota muy curiosa con ese periodo. El grupo de humor que actuaba todos los fines de semana en el escenario de CETA, hizo una canción para mostrarla como número del Café Concert. Esa canción se tituló “En Escalada no hay nada”. “Hablaba justamente de eso, de la carencia de opciones de ese barrio. Nació como un chiste, y sigue siéndolo. Tuvo repercusión en varios ámbitos y otras bandas se adjudicaron su composición. Gracias a él salimos en la tapa del suplemento NO de Página 12 en su momento. Está en Internet y se puede escuchar. También se hicieron videos, aunque no sabemos quién o quiénes son los autores”.

Después de 6 años, y de poner en orden las ideas que al comienzo no estaban claras, la escuela toma el formato que tiene hoy en día y deja de hacer trasnoche-bar pero continúan obras en cartel y muestras de los alumnos. “Al principio yo tenia 21 años –nos cuenta Patricio- y no sabíamos bien que hacer con Gabriel (Raso, el otro integrante del proyecto) que es bostero… pobre (risas). Alquilamos el lugar y lo transformamos. Salvo el piso de la sala principal, todo lo demás lo hicimos nosotros. Yo no sabia ni cambiar un cuerito, y termine haciendo las cañerías de gas y agua, hasta la luz y las puertas de seguridad que abren para afuera junto al resto de los chicos”.

¿Crees que el fútbol se vincula con arte popular?

El arte y el fútbol no están tan ligados como podrían estar, pero es una impresión que tengo, nada más. Más allá de grandes relatos de Fontanarrosa, Sacheri, Dolina y otros escritores, no se observa en otras disciplinas artísticas como cine, teatro, plástica y música un gran desarrollo de la temática “fútbol”. Esto puede ser consecuencia de varias causas como el machismo y la homofobia imperante en el ambiente, la violencia producto de la marginalidad y de la corrupción de la dirigencia y de las fuerzas de seguridad, la desinversión escandalosa durante las últimas décadas en educación por parte del Estado. Creo que estos tres factores contribuyen a que el fútbol y la cultura tengan cada vez menos puntos de contacto. Si el fútbol no invita a los niños, a la familia, si no se garantiza un ambiente pacífico y de encuentro, lamentablemente la cultura, con sus distintas expresiones se alejarán cada vez más de las canchas, de los clubes, y se profundizará, lamentablemente, la otra cultura, la de no asistir a los estadios y observar los partidos por televisión. Creo que es un problema complejo que requiere de un abordaje global, sincero, de decisión política, de una nueva direccionalidad de las políticas públicas en lo que a educación, cultura y deporte respecta.

Ya que nombras la desinversion del Estado ¿Cómo está el tema de los subsidios?

El teatro independiente existe, a mi entender, por la necesidad de expresión que tienen sectores de la sociedad civil, que se organizan en pequeños grupos con el objetivo de generar producciones teatrales. El Estado no ofrece espacios para el desarrollo, o mejor dicho, son insuficientes. Y el circuito comercial, con su lógica excluyente, tampoco. Es independiente porque no depende de ningún estrato estatal, y no llega a ser teatro comercial.

Lo de “independiente” tiene mucho de contradictorio. El INT (Instituto Nacional del Teatro) subsidia anualmente a las salas. Los subsidios no son muy altos, y casi no alcanzan para costear gastos fijos, pero ayudan. En definitiva, es un fenómeno que se da muy fuertemente en nuestro país, y particularmente en Lomas de Zamora, que es el tercer distrito a nivel nacional con mayor cantidad de teatros independientes. A pesar de esto, no hay una política de trabajo en conjunto con la Provincia o el Municipio. Creo que es un desperdicio, se podrían generar muchas opciones para la ciudadanía lomense y en particular para los sectores más postergados. La mayoría de los teatristas de Lomas estaríamos dispuestos a encarar un programa de obras teatrales y espectáculos orientados a los sectores más humildes, que por lo general no tienen acceso a este tipo de expresiones, si pudiéramos diseñar junto al estado un plan que nos incluya a todos. Pero Argentina no es un país que se caracterice por el trabajo entre el Estado y la sociedad civil, ni por lograr consensos. Espero que esta situación se revierta en algún momento, hace falta mucho trabajo y diálogo, y sobre todo la intención y la decisión de llevar esto adelante.

031okwebY en función a esta realidad ¿Como es la actualidad de CETA?

Tenemos cinco áreas que son música (guitarra, bajo, canto, piano, batería), teatro, narrativa, historia del arte, artes visuales y danza (contemporánea, clásica, jazz, barra a terre, coreografía, iniciación en la danza). Buscamos que ninguna se destaque sobre otra, vamos manejando la matricula para que no haya un contrapeso en los cursos. Preferimos tener gente en lista de espera y no tener 60 alumnos en uno y 10 en el otro. Mi hermano, Juan Ignacio Martín, trabaja con nosotros y  es un enfermo de Banfield. Sin el apoyo de personas como él esto no hubiera sido posible, él y muchos más que pusieron el hombro desinteresadamente y que se ganaron un lugar en lo que es CETA.

¿Y para el futuro?

Queremos seguir siendo un espacio abierto a la comunidad sin ser parte de la educación formal: Queremos ser una alternativa distinta. En lo personal me gustaría poder hacer un encuentro temático banfileño, un café literario donde los artistas banfileños lean sus cuentos y poesías o expongan sus pinturas.

Me hice hincha de Banfield por mi viejo. Me lleva a la cancha desde los 8 años… y digo me lleva porque me sigue llevando aun hoy (risas).

Para conocer su sitio: www.estudioceta.com.ar
Para escribir a la escuela: contacto@estudioceta.com.ar

Comments are closed.