lunes, 14 de mayo de 2018 - 11:21 a.m.

Quedaron licenciados aguardando el sorteo de la Sudamericana

Luego del empate en cero ante Patronato en Paraná los jugadores del Taladro tendrán sus merecidas vacaciones luego de un primer semestre de año muy exigente en donde afrontaron varias competencias. Si bien los objetivos no fueron los esperados, ahora intentarán revertir la situación a partir de agosto.

Cuando se lleve a cabo en Paraguay el sorteo de la Copa Sudamericana, sabrá el plantel la fecha de regreso a los entrenamientos, la cual sería entre la primera y segunda semana de junio. La idea es llegar de la mejor manera al compromiso de Copa, siempre y cuando se juegue antes del inicio de la Superliga. También habrá que estar atentos al partido correspondiente por la Copa Argentina. Lo complejo será afrontar los tres compromisos sin ritmo de juego. Sucede habitualmente en nuestro fútbol cuando se trata de competencias internacionales. Lo cierto es que en junio retornarán al trabajo y allí habrá un panorama más claro de fechas y calendarios. Durante el Mundial de Rusia no habrá fútbol doméstico, y allí el plantel aprovechará para hacer una exigente pretemporada y comenzar a darle forma al equipo para el segundo semestre del año.

Habrá que ver si la A.F.A le permite incorporar jugadores, luego de la inhibición de Roberto Brum, ex volante central de Banfield con quien se mantiene una deuda. Si se cancela eso, se podrá reformar al equipo pensando en la triple competencia. De no ser así, habrá que arreglarse con lo que hay. Los juveniles ya tomaron experiencia suficiente para hacerse cargo de un puesto en el primer equipo, algo importante para el club. La mezcla entre los más chicos y los experimentados debería comenzar a dar frutos a partir del segundo semestre del año. Nombres de refuerzos aún no se han conocido. Sí se confirmó que Pablo Mouche se deberá presentar en el Palmeiras y que al igual que Mauricio Sperdutti, no seguirían.