viernes, 10 de agosto de 2018 - 08:00 a.m.

Etchegaray, el vecino que fue testigo de tres décadas de historia

De Alfonsín a Cristina, fue el escribano general de Gobierno por 32 años, cuando participó del traspaso de mando de todos los presidentes de la democracia, “unos de mucha presencia y otros de paso fugaz”.
Por Carolina Puppo. Con la persistencia y la obstinación de quien se propone hacer lo correcto y con la suerte de estar en las coordenadas y tiempo indicados, el vecino de Banfield oriundo de Tandil Natalio Etchegaray logró ser el escribano general de Gobierno de la Nación durante 32 años, en una carrera que involucró no sólo la pasión por las formas legales, sino también el compromiso con la historia de su país y uno de los productos culturales más importantes que han surgido en la cuidad de Buenos Aires y la de Montevideo: el tango.

"Yo siempre quise hacer las paredes derechas. Mi madre fue mi inspiradora. Tenía una gran inquietud cultural”, confiesa Etchegaray, quien fue el único tandilense de su camada en seguir el secundario, un derrotero que lo llevó hacia el Derecho por el capricho de la circunstancia. “Yo hubiera querido ser médico. Pero en Tandil sólo se podía estudiar Derecho" cuenta el hoy abuelo de una familia de fanáticos hinchas del Taladro. Lee la nota completa en nuestro blog de cultura.